La primera y principal red social de oración del mundo te necesita

May Feelings necesita muchos aportes mensuales para poder seguir en línea, y llevando esperanza y fe por medio de la oración de millones de personas en el mundo.

La principal red social de oración del mundo no podrá sobrevivir sin tu ayuda.

La primera y principal red social de oración del mundo te necesita

May Feelings necesita muchos aportes mensuales para poder seguir en línea, y llevando esperanza y fe por medio de la oración de millones de personas en el mundo.

La principal red social de oración del mundo no podrá sobrevivir sin tu ayuda.

Te contaremos una historia

Tú también puedes ser el protagonista

Los fundadores de May Feelings

Somos Bosco, Santiago y Joaquín y creemos en la oración, y en su intercesión, por las causas encomendadas.

En 2008, subimos un video en YouTube animando a rezar el Santo Rosario, dando 50 razones para hacerlo. En ese mes, nuestro video fue el más visto a nivel mundial! Y cada video que subíamos se volvía viral.

Desde ese momento, comenzamos a recibir peticiones para que orásemos unos por otros, y las peticiones no paraban de llegar.

El mundo necesita mucha esperanza

No fue fácil y tardó cuatro años en llegar, pero, gracias a las oraciones y al favor de nuestro Señor y de la Virgen, en mayo de 2012, nació la primera red social de oraciones del mundo: MAY FEELINGS.
 
Con ella, queríamos dar respuesta a miles de peticiones que nos pedían una plataforma para que personas de todo el mundo pudieran rezar unos por otros. Que se pudiese compartir lo que nos preocupa, alegra o sufrimos, y rezar por intenciones y personas concretas que lo necesitasen.

Queríamos LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS desde la caridad que « no busca su propio interés » (1 Cor 13, 5), sino que nos impulsa a todos a « poner todo en común »(Hch 4, 32)

Y eso hicimos. Lo pusimos todo, literalmente, en común. Los tres dimos todo lo que teníamos para esta causa. Nuestro dinero, esfuerzo, tiempo, energías y esperanzas, en este proyecto que hoy llega a más de 1 millón de personas en todo el mundo. Y hoy, te necesitamos para poder seguir adelante con este proyecto y, si Dios quiere, llegar a más personas por las que orar.

Pronto llegó el primer milagro

Habían pasado solo dos días desde el lanzamiento de la red social, cuando alguien, que no conocía a la joven Antonia Cabrera, se había enterado que esta chica, de solo 15 años, había sufrido un derrame cereblal y estaba en coma, al borde de la muerte.

Subió una petición a May Feelings… miles de personas de todo el mundo comenzaron a rezar y lograron “arrancar un milagro del Cielo”.

Usuario-Mayfeelings
154.000
Usuarios registrados
Personas-Mayfeelings
+ 1 millón
Personas han rezado
Oracion-Mayfeelings
1 oración
cada 8 segundos
Millones-Mayfeelings
15 millones
de oraciones
Fundacion-Mayfeelings
Fundación Canónica
Fundación May Feelings
Paises-Mayfeelings
212 paises
lo utilizan en todo el mundo

El poder de la oración: la fuerza de May Feelings

La oración es un misterio, pero también es un milagro en sí misma, y sabemos que aunque « no sabemos lo que conviene pedir » (Ro 8, 26) hay un misterio de intercesión que fortalece, levanta y sostiene a aquel por el que se pide. Hemos visto muchos milagros gracias a la oración confiada de tantos. Y los seguiremos viendo… Porque creemos.
« Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos » Mt.18, 20
« Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán » Mc.11, 24
« Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá » Mt.7,7
« Si ustedes me piden algo en mi Nombre, yo lo haré » Jn.14,14

Esta historia seguirá
gracias a ti

Gracias al Señor y la Virgen, May Feelings ha mostrado cómo la oración puede cambiar al mundo.

La primera y principal red social de oración del mundo está en grave riesgo de supervivencia. Pese a que hemos puesto nuestros recursos, tiempo y corazón, cuesta mucho sostener esta plataforma.

Nosotros hemos dado todo para que May Feelings siga en línea. A partir de hoy, tú puedes hacer parte de esta gran historia, por medio de tu ayuda.

Contigo, seguiremos llevando esperanza y fe al mundo.
¿Podrías ayudar con un donativo de 7 € al mes o la cantidad que puedas donar?